CDMX a 19 de marzo de 2020 (Noticias México).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México propuso diálogo y un plan para enfrentar la emergencia sanitaria por el coronavirus (COVID-19), a fin de aminorar el impacto económico sobre las empresas en esta capital.

En un comunicado, aseguró que la crisis sanitaria llegó en un momento de bajo crecimiento económico, poca inversión, y ahora se suma la necesidad de detener actividades para evitar contagios por el COVID-19, lo cual impactará especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que generan el 68 por ciento de los empleos, y su viabilidad podría ponerse en riesgo.

Señaló que de acuerdo a un estudio publicado en marzo de 2010, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que la pérdida económica consecuencia del H1N1 ascendió al 0.7 por ciento del PIB del país y de 1.4 por ciento para el caso de la Ciudad de México.

Entonces, dijo, la condición de emergencia en la que nos encontramos requiere de un eficaz diálogo y, sobre todo, colaboración entre gobierno, sociedad e iniciativa privada, para poner en marcha medidas que le permitan a la capital seguir operando en su actividad económica esencial.

Por ello, propuso: Transparencia en la información. Se demanda a las autoridades sanitarias federales y de la Ciudad de México, ofrezcan información suficiente y coherente. Además, que se instale un Comité de Emergencia de Alto Nivel que, junto con las autoridades, especialistas y ciudadanía, atienda la emergencia.

Los empresarios capitalinos piden también un plan Emergente de Apoyo a Empresas, con un paquete de ayuda e incentivos fiscales, que permita asegurar la liquidez de las mismas y preservar los empleos en este periodo de contingencia.

Para lograr ese plan de apoyo, dice que se debe extender un decreto desde el Gobierno de la Ciudad de México, con la finalidad que el Impuesto Sobre Nómina (ISN) del 3 por ciento sobre salarios, se deje de cobrar durante todo el tiempo que dure la emergencia sanitaria.

Además, demanda la suspensión del pago de otros impuestos locales, hasta dentro de 3 meses, tales como predial, agua, etc. En el caso del impuesto sobre hospedaje, no tiene caso pedir exención, si no hay huéspedes o empleados, no hay impuesto.

El plan requiere también -comentó- extender la vigencia de licencias y autorizaciones hasta por 90 días adicionales, más allá de su vigencia. Y suspender verificaciones e inspecciones administrativas. Así como diferir o eliminar temporalmente el pago de derechos por licencias de funcionamiento, construcción, etc.

Los empresarios capitalinos, incluso, dicen que se podría suspender el pago de cuotas patronales al IMSS por los días que los trabajadores no estén en la empresa, lo mismo que al Infonavit,

Finalmente, la Coparmex capitalina señaló que también debe haber un plan de salud para evitar contagios masivos, por lo que el gobierno de la ciudad debe asignar un presupuesto para atender la emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *