México 25 de julio 2020.- En esta época, a raíz de la pandemia, de las medidas de distanciamiento social que se han hecho necesarias para tratar de limitar el contagio por el Covid-19, como todos sabemos esto ha generado una parálisis en la economía, que ha tenido un enorme impacto en las familias mexicanas, y en general, en las familias de todo el mundo.

Según datos del propio Inegi se han perdido ya una enorme cantidad de empleos en este país, hay más de 10 mil empresas que han cerrado y se espera, si no se hace nada al respecto, o si no se hace lo suficiente, que en nuestro país aumente el número de pobres entre 10 y 12 millones de personas.

Entonces, estos números son realmente preocupantes y una de las alternativas, una de las ideas que se han puesto sobre la mesa para apoyar a las personas que están perdiendo sus ingresos debido al COVID es que el Estado otorgue ingreso mínimo vital, un ingreso básico vital, se le ha llamado de diversas maneras, tal como lo han hecho algunos otros países en nuestra región: Brasil, Chile, Argentina; España, en Europa, y como lo ha sugerido la propia Cepal.

En ese sentido, un grupo de legisladoras y legisladores de seis grupos parlamentarios, incluido, aquí Lorena Villavicencio, de Morena, Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano; el diputado Tonatiuh Bravo, de Movimiento Ciudadano, que también ha impulsado esta idea por parte del PAN; la diputada Verónica Juárez, del PRD, pero también tenemos apoyo de diputados del PES, del Partido Verde, etcétera, estamos poniendo sobre la mesa la posibilidad de que en México el Estado pueda dotar de este ingreso mínimo vital a las personas que lo necesitan.

Estamos hablando de un salario mínimo mensual, tres mil 746 pesos, como un apoyo temporal a las personas que lo necesiten y que, obviamente, no reciban otro tipo de apoyo, ya sea de gobiernos locales o del gobierno federal.

Al concluir el “Conversatorio ¿Por qué y cómo un ingreso mínimo vital para México?”, la diputada Lorena Villavicencio Ayala (Morena) expresó que la emergencia que están viviendo millones de personas en el país es motivo suficiente para impulsar el Ingreso Mínimo Vital.

“Se puede reasignar presupuesto o buscar endeudamiento, como ya lo han hecho otros países y en todo el mundo, incluso, en México se acaba de contraer deuda”, dijo.

Mencionó que el Inegi refirió que 12 millones de personas no tienen ingreso o corren el riesgo de quedarse sin alimento. “Si no se actúa, tendremos una crisis humanitaria. De esas 12 millones de personas, 10 pertenecen a la economía informal y no son sujetas de derecho ni de apoyo de los programas del Gobierno Federal”.

Ingreso Mínimo Vital, progresivo y no temporal

El diputado Porfirio Muñoz Ledo (Morena) comentó que el Ingreso Mínimo Vital debe ser un derecho humano progresivo y no temporal, mientras dure la crisis económica por la emergencia sanitaria. “Tenemos que abordar este tema como un problema humano que tiene que ser progresivo; hagamos un esfuerzo para constituir un sólo proyecto”.

Precisó que se calcula que entre el 18 y 28 por ciento de la población del país vive en pobreza extrema, y se debe erradicar a través de un aumento al salario mínimo; el respaldo a las empresas, fundamentalmente a las pequeñas, y establecer 36 horas de trabajo a la semana, que es el promedio en los países más desarrollados.

Establecer un acuerdo básico y esencial

Martha Tagle Martínez, diputada de Movimiento Ciudadano, dijo que es necesario establecer un acuerdo en lo básico y esencial. “Hemos puesto en evidencia que la pandemia nos ha colocado ante una situación de emergencia y nos enfrenta a una posibilidad de mayor pobreza con personas que están sufriendo”. Por ello, añadió, debe haber un acuerdo y encontrar el mecanismo, con el fin de que haya una sola propuesta.

“Hay mucha gente que no tiene acceso a programas sociales; estos abarcan, en el mejor de los casos, a 23 millones de personas, y por esta situación de emergencia se podrían incorporar otros 10 millones a la pobreza. Estamos hablando de gente a la que no ha alcanzado la política social de la actual administración y un ingreso ayudaría a atemperar la situación en la que se encuentran”.

Debe ser un derecho humano

La coordinadora del PRD, diputada Verónica Juárez Piña, mencionó que es fundamental la participación de los especialistas para lograr el objetivo de salvaguardar a los mexicanos que han perdido el empleo, en especial quienes se dedicaban al trabajo informal.

Subrayó que el Ingreso Mínimo Vital tiene que ser un derecho humano, cuyo propósito sea resolver el problema de la pobreza. “Es una alternativa para aquellos que no están inscritos a los programas de bienestar y desde el Congreso tenemos la obligación de tomar decisiones en términos de beneficio social”.

Programas sociales no están vinculados al ámbito laboral

Mauricio Merino, Coordinador General de Nosotrxs, señaló que el Ingreso Mínimo Vital es diferente de lo que había propuesto el gobierno en sus programas actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *