CDMX a 2 de julio de 2020.- Con un proyecto de contenedores reutilizables para entrega de alimentos que después se recolectan, lavan, desinfectan y entregan nuevamente a los restaurantes para ser utilizados, la empresa Boomerang ganó el Reto CDMX en la categoría de economía circular. En la otra categoría de movilidad ganó el proyecto E-Plastic Ride, un diseño y fabricación de un scooter eléctrico fabricado a partir de plástico reciclado.

El concurso de innovación virtual impulsado por Ultrahack por vez primera en Latinoamérica, premió en la categoría de economía circular que no genera basura y los materiales son reciclados. En la Ciudad de México se producen 12 mil 700 toneladas de residuos sólidos diariamente, además de 14 mil toneladas de residuos de construcción. Para el 2030, la ciudad tiene por objeto ser una ciudad con basura cero.

Aunque México es el país número uno en América en reciclar botellas PET, en la mayoría de los hogares no se separa la basura orgánica, la de papel y de plásticos, por lo que el reto que plantearon los organizadores del concurso a los participantes fue identificar opciones para incrementar la conciencia ciudadana y hacer que el reciclaje sea una actividad cotidiana.

Rodrigo Ramírez, Antonio Landaburo y Mauricio Luna, integrantes del equipo ganador, rondan los 30 años y los tres trabajan en marketing digital y desarrollo y producción digital como aplicaciones móviles, pero desde diciembre del año pasado dedicaron sus tiempos libres a desarrollar el proyecto.

“A raíz de la convocatoria hicimos todo lo posible para tener nuestra prueba piloto y con lo de la pandemia nos dimos cuenta del aumento de servicios de alimentos a domicilio y creímos que era un buen momento para arrancar el proyecto”, dijo Rodrigo, quien a la distancia se convirtió en el vocero del grupo, y también fue así, a través de whastapp, como los tres festejaron el triunfo, “no lo esperábamos, era difícil porque había propuestas muy buenas de los otros participantes”.

Sobre el premio de 100 mil pesos, Rodrigo expresó que “es algo increíble, nos va a ayudar muchísimo en la inversión que necesitamos para continuar con la planeación de nuestra prueba piloto, ya tenemos ciertos restaurantes en nuestra lista de espera. El dinero es para la infraestructura necesaria para arrancar y empezar a vender”, no solo los contenedores, sino ofrecer toda la logística.

Entre los retos que enfrentará el proyecto Boomerang, es cómo hacer que el cliente tenga la conciencia sobre la importancia del cuidado del medio ambiente, del valor de la economía circular, y regrese a los contenedores, eso es justo a lo que en breve se estarán enfrentando. “Pero esperemos que con el sistema de recompensas que hemos diseñado, los devuelvan, así sería una acción de economía circular; buscamos llegar a basura cero”.

Además, Rodrigo, Antonio y Mauricio tienen previsto usar bicicletas o motos eléctricas para hacer las entregas de los contenedores limpios y desinfectados a los restaurantes, pues quieren ser congruentes con la marca.

Respecto al Reto CDMX, que contó con la participación del Gobierno de la Ciudad de México, en especial la Red ECOs de Ciencia, Tecnología e Innovación de la SECTEI; la embajada de Finlandia en México, Business Finland, Universidad La Salle y actores del sector privado, entre estos Grupo Bimbo, Italika/Grupo Salinas, Microsoft, ECOCE A.C, y Cisco, Rodrigo Ramírez lo calificó como una “iniciativa increíble.

“Impulsa a los emprendedores a innovar y buscar soluciones que nos impacten a todos”, dijo y agregó que le gustó la participación de la CDMX en conjunto con un país como Finlandia, “número uno a nivel global en este tipo de iniciativas. Pero lo que más me ha gustado es que se buscan soluciones integrales”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *