CDMX a 06 de agosto de 2020.- (Vive la experiencia) El Pueblo Mágico de El Oro es una de las antiguas glorias mineras del Estado de México. Y aunque su esplendor minero, hace mucho tiempo que se agotó, continúa brillando como destino turístico. Posee señoriales edificios que cautivan la atención de los visitantes y los incita a buscar mayores referencias de su apasionante historia.

 

 

Es bueno llegar temprano a esta localidad para visitar los frondosos bosques de pino y cedro que la rodean; es uno de los santuarios de la mariposa monarca, lo que te permitirá descubrir cómo ellas inician su día. Aquí se ubican las Presas Brockman y Victoria.

Después de pasear en el bosque podrás recorrer sus pintorescas calles empedradas para llegar al tradicional Jardín Madero. Se trata de un apacible lugar, con encantadoras bancas y una densa arboleda, ideal para observar la vida cotidiana de este Pueblo Mágico. En las panaderías colindantes al Jardín Madero, sirven rico café caliente y sabrosos bizcochos. Las construcciones de El Oro reflejan todos los estilos europeos de la época como el Teatro Juárez y el Palacio Municipal que destacan por su decoración y estilos art nouveau y neoclásico.

Características:

Su nombre antiguo se definiría a través de la etimología náhuatl Teocuitlapilli como «Lo que nos legaron los dioses», en relación al metal extraído de sus tierras, el oro. Un topónimo prehispánico habría sido Teocuitlapilco, “Lugar de Oro” o Teocuitlatlan, “Lugar o Tierra de Oro” o “Donde Abunda el Oro”.

En tiempos prehispánicos, El Oro estuvo habitado por los mazahuas, quienes al ser conquistados en 1474 por los Aztecas pagaron tributos con maíz, frijol y telas. Al arribo de los conquistadores se descubrieron vetas de oro y plata. Fue fundado en el siglo XVIII y creció de manera inesperada gracias a la fama de minas como La Esperanza, El Consuelo o La Providencia, y en su momento fue uno de los sitios más ricos en oro del mundo.

Ubicado a 2,740 m de altitud, posee un clima templado sub húmedo. Algunas de las especies de árboles de la zona son: cedro, encino, eucalipto, fresno, ocote, oyamel, pino, roble, y sauce llorón.

La cocina local ofrece una excelente barbacoa y carnitas; o bien mole, rojo o verde, con carne de guajolote. Como digestivo prueba una “chiva”, un licor especial que de acuerdo a los lugareños cura el “espanto”.

Ente las artesanías que se ofrecen para compras y recuerdos de viaje destacan la cerámica, los cestos tejidos, los dulces regionales, las esferas navideñas, muebles, orfebrería, pailería, y prendas y objetos decorativos teñidos en lana.

En el programa Pueblos Mágicos desde 2011.

 

 

Atractivos:

  • Capilla de Santa María de Guadalupe
  • Cascada «El Mogote»
  • Centro Artesanal
  • Dulcería Los Refranes
  • Estación de Tren
  • Mercado Municipal
  • Museo de la Minería
  • Palacio Municipal / Mural de Manuel D’Rugama
  • Parque Acuático Tepetongo
  • Presa Brockman
  • Presa Villa Victoria
  • San José del Rincón
  • Santuario La Mesa
  • Socavón San Juan
  • Teatro Juárez
  • Tapaxco
  • Tiro Norte

Festividades:

  1. Carnaval, febrero – marzo. Desfile, disfraces, charreadas, peleas de gallos, y carreras de caballos.
  2. Virgen de Guadalupe, 12 diciembre. Procesiones, danzas, fuegos pirotécnicos y verbena.

Ubicación:

A 1:30 hr. de Toluca; a 2 hrs. de Morelia; a 2:30 hrs. de CDMX o de Querétaro; y a 3 hrs. de Cuernavaca o de Pachuca.

Se localiza en la parte montañosa del estado, al noroeste de Toluca; colinda al norte con Temascalcingo; al este, con Atlacomulco y Jocotitlán; al oeste, con el Estado de Michoacán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *