Ciudad de México, 30 de noviembre de 2020.- Dedicada a la creación de espectáculos experimentales, teatro para niñas, niños, jóvenes y adultos, proyectos de resonancia social y creación de comunidades, La Máquina de Teatro es un motor que no para de trabajar desde hace 24 años, con el propósito de contribuir a la transformación social, a través de la cultura, al llevar las artes escénicas a todo el país.

Clarissa Malheiros, codirectora junto con Juliana Faesler, dice en entrevista que su trabajo “es más sobre el pensamiento y las ideas, que un ejercicio dramático, es más sobre la memoria y nuestra historia, que teatro”.

Dirigida por mujeres, en la Máquina de Teatro hay personas de todas las edades. Sus piezas tienen un discurso feminista, en pro del cuidado de las mujeres y las niñas, la defensa de sus derechos, la no violencia de género y la igualdad de oportunidades.

La entrevistada agrega que también tienen una relación muy ética por el cuidado del medio ambiente, por lo que buscan que todas sus obras tengan temáticas que ayuden a la gente a entender qué acciones pueden tener frente a mejorías de su entorno y del medio ambiente en general.

“Somos evidentemente una compañía que se preocupa por las infancias y sus derechos culturales y su futuro en el país, y nuestro discurso siempre busca cruzar la historia de México con las necesidades de lo contemporáneo”.

La agrupación, surgida en Morelos, funciona como una especie de paraguas que desarrolla varias líneas de trabajo, agrega Clarissa. Una de ellas es la creación de espectáculos con un perfil de un teatro de entretenimiento para adolescentes y adultos.

Una segunda línea, menciona, es el teatro para las infancias. En sus funciones para la audiencia infantil hay tanto personas como títeres, por lo que esos espectáculos pueden adecuarse a muchos formatos, como teatro de calle (plazas públicas, mercados) o teatros tradicionales.

“Tenemos ya una larguísima trayectoria, nuestros espectáculos han representado un éxito en festivales internacionales en Brasil, en África del Sur; hemos viajado bastante, hemos ido a República Dominicana, entre otros”, comenta Clarissa.

La Máquina de Teatro actualmente cuenta con apoyo de la beca México en Escena; además ha desarrollado un laboratorio de investigaciones escénicas, un espacio donde recibe y ayuda a cerca de 25 jóvenes creadores que orbitan alrededor de la compañía, muchos egresados de las universidades de teatro del país que al mismo tiempo trabajan en sus espectáculos, aunque no son miembros de la compañía.

“Otra de nuestras actividades son los talleres de formación. Ofrecemos talleres de creación, talleres de máscaras, de clown, de lo que llamamos juegos teatrales para maestros, para jóvenes directores, también de teatro para niños y así tenemos una amplia gama”, explica.

Aunado a ello, trabajan en un colectivo de agrupaciones de todo el país, con el que organizan encuentros teatrales. “Ya hubo en Mérida, hubo en Tlaxcala y Ciudad de México; traemos esas compañías para platicar sobre temas que nos importan mucho, por ejemplo, la educación en México, y desde ahí se hacen propuestas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *