Ciudad de México, 30 de noviembre del 2020.- En el año 1917, se decretó el primer Parque Nacional, el conocido como Desierto de los Leones. Ochenta y cuatro años después, en el año 2001, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para conmemorar este decreto, eligió el mismo 27 de noviembre con el fin de celebrar el Día Nacional de la Conservación, tema que abordaremos en este blog.

/cms/uploads/image/file/618669/CONSERVACI_N_1.jpg

La importancia de esta celebración es invitar a cada persona a involucrarse con ideas y acciones para cuidar el medio ambiente que le rodea y además, tenga conciencia sobre su enorme valor. Lo que se busca es acercar a la sociedad con la naturaleza y que ésta tenga presente que su país, México, es un lugar privilegiado por toda la riqueza natural y cultural que posee.

Hablar sobre conservación es hacer referencia a las diferentes maneras para regular, minimizar o impedir el daño que las actividades de tipo industrial, agrícola, urbana, comercial o de otro tipo, ocasionan a los ecosistemas, a la flora y a la fauna.

La conservación del medio ambiente nos garantiza y asegura los servicios ambientales, mejor conocidos como servicios ecosistémicos, que nos brinda la naturaleza por medio de los cuales satisfacemos nuestras necesidades básicas (regulación y soporte de la vida). Es gracias a la conservación de nuestra biodiversidad que:

  • Se sostiene la vida en la tierra.
  • Se mantienen los diferentes hábitats y la protección del patrimonio natural.
  • Gran parte de los territorios mantienen su valor cultural, histórico, turístico y tradicional.

/cms/uploads/image/file/618670/CONSERVACI_N_2.jpg

Seamos responsables, sustentables y busquemos el equilibrio y la armonía. Hagamos que nuestras acciones y conductas estén orientadas a respetar, cuidar y proteger el medio ambiente con el fin de asegurar su conservación. Algunos de los pasos que debemos dar para lograrlo son:

  • Promover y ser parte de la educación ambiental.
  • El ahorro energético y aprovechamiento de la luz solar.
  • El ahorro del agua.
  • Aprovechamiento responsable y sustentable de los recursos.
  • Reducir el consumismo.
  • Usar energías alternativas.
  • Reducir, reciclar y reutilizar.
  • Evitar el uso de productos no biodegradables.
  • Implementar tecnologías que produzcan el mínimo deterioro ambiental.
  • Sustituir el plástico o el cartón.
  • Aprovechar el papel.
  • Separar la basura correctamente.
  • Evitar el uso de aerosoles.

Hoy en día, la conservación es una necesidad primordial ante los diferentes problemas ambientales que enfrentamos. Por ello, el compromiso de conservar el medio ambiente y todos sus recursos naturales debe ser profundo y verdadero. Despertemos esa conciencia y destaquemos los valores y las razones por las que es importante conservar: el valor ecológico, genético, económico, ético, científico, educativo, cultural, recreativo, estético y espiritual. Razones suficientes, ¿no?

/cms/uploads/image/file/618671/CONSERVACI_N_3.jpg

Apoyemos a las diferentes instituciones cuyo objetivo principal es el estudio y cuidado del medio ambiente, entre ellas la CONANP, quien salvaguarda esta inmensa biodiversidad a través de las 182 Áreas Naturales Protegidas de competencia federal, que están bajo su cuidado, protección y administración.

Conoce más sobre el tema, súmate… y no olvides que, ¡conservar es tarea de todas y todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *