CDMX a 17 de julio de 2020.- Con la videoconferencia “Avances legislativos, programas y derechos culturales”, el jueves 16 de julio clausuraron el Seminario “Artesanos en contextos urbanos: experiencias de salvaguarda patrimonial en la Ciudad de México”, el cual se llevó a cabo a lo largo de cinco meses en los que se realizaron mesas de reflexión con la finalidad de construir estrategias colectivas del sector artesanal frente a la contingencia sanitaria causada por Covid-19.

Organizado por agrupaciones de artesanos de la ciudad, en colaboración con entidades del Gobierno capitalino, este seminario contó para el cierre con la participación de Larisa Ortiz Quintero, secretaria de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México; la diputada Gabriela Osorio, presidenta de la Comisión de Derechos Culturales del Congreso local, y Jesús Galindo, director general del Instituto de la Defensa de los Derechos Culturales de la Secretaría de Cultura capitalina.

En la charla virtual, que fue moderada por Israel Mondragón, integrante de la Red de Artesanos Anáhuac, desde cuya red social Facebook se transmitió el panel de reflexión, también intervino Reyes Amador, en representación de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México.

Larisa Ortiz resaltó en materia legislativa que la Constitución de la Ciudad México “por primera vez reconoce de manera plena la existencia de pueblos y barrios originarios, y por otro lado también a las comunidades indígenas residentes”, y señaló que, de acuerdo con el conteo de población de 2015, en la capital hay poco más de un millón de personas que se reconocen como indígenas y se hablan aquí 55 de las 68 lenguas originarias del país.

“Esta situación nos pone frente a la gran tarea de reconocer las diferentes manifestaciones culturales como las artesanías; por eso saludo mucho este seminario. Nosotros hemos tratado de identificar cuál es el sector artesanal de la ciudad y tenemos una cifra de poco más de dos mil personas en la capital que de alguna manera se dedican a actividades artesanales”, precisó la funcionaria capitalina.

Jesús Galindo coincidió en que la ciudad tiene un marco normativo de avanzada en derechos culturales con la reciente Constitución local, y mencionó también la Ley de los Derechos Culturales, al igual que la Ley de Patrimonio Cultural, Natural y Bionatural de la Ciudad de México, impulsada por la diputada Gabriela Osorio.

Precisó que a principios de año la Secretaría de Cultura capitalina generó el programa Colectivos Culturales Comunitarios, dentro del cual hay muchos artesanos que se han visto beneficiados, aunque reconoció que no es suficiente y “hay que trabajar en ello; tenemos que generar estos nichos de oportunidad para que se fortalezcan los apoyos”.

Agregó que la pandemia vino a cambiar totalmente la vida cultural, “mientras tanto se deben buscar alternativas como las tecnologías de la información que también son un derecho cultural, y que al utilizarlas nos van a ayudar a que los derechos culturales se sigan cumpliendo”, expuso.

Tras destacar que el momento de emergencia sanitaria, económica y social causado por el coronavirus debe llevar a replantear todos los ámbitos de la vida pública y privada, en los que la cultura tiene un papel clave, la diputada Gabriela Osorio recordó que en el Congreso local se están creando los marcos normativos necesarios para hacer realidad que los derechos culturales sean para todos.

En este sentido, habló de la Ley de Patrimonio Cultural, Natural y Bionatural de la Ciudad de México, la cual tiene varios objetivos, “pero uno fundamental: entender y reconocer al patrimonio como un derecho humano y cultural, y también entenderlo como una herencia, como algo fundamental para el tejido social y para la gestión sustentable de los espacios de patrimonio natural y biocultural, donde tienen mucha fuerza los pueblos y barrios originarios”.

En tanto, Reyes Amador dijo que las artesanías “están entre el cuarto y quinto lugar de los rubros del sector turístico en la Ciudad de México y son uno de los bienes que más adquieren los turistas”. En ese sentido, consideró necesario proponer mecanismos que beneficien a los artesanos y artesanas en procesos como la comercialización, en lo cual deben trabajar conjuntamente instituciones públicas y empresas privadas.

En el Seminario “Artesanos en contextos urbanos: experiencias de salvaguarda patrimonial en la Ciudad de México”, que inició el pasado 19 de marzo, participaron expertos y exponentes de la artesanía nacional y local. La actividad incluyó las mesas “Artesanía en contextos urbanos y la construcción de comunidades”, “Nuevas propuestas basadas en la tradición”, “Propuestas educativas y redes de apoyo” y “Avances legislativos, programas y derechos culturales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *