Ciudad de México, 6 de julio de 2020.- La disputa durante seis décadas de mil hectáreas de tierra entre las comunidades de Tierra Blanca y su anexo de San Rafael, del municipio de Cochoapa el Grande, y de San Juan Huexuapa, del municipio de Metlatónoc, ha provocado recurrentes enfrentamientos con saldo de muertos, heridos y la destrucción de bosques y casas.

El más reciente hecho de violencia se registró el pasado jueves, cuando un grupo de personas armadas presuntamente de Huexuapa irrumpió en Tierra Blanca, donde incendiaron cinco casas, cinco vehículos, desarmaron a policías municipales y mataron a tres personas cuyos cadáveres siguen sin aparecer.

El 2 de agosto de 1958, el entonces comisario municipal de Tierra Blanca, Antonio de la Cruz, dirigió un escrito a la Procuraduría General de Justicia y al Gobierno de Guerrero para denunciar que vecinos de Huexuapa incursionaron en su localidad y quemaron sus árboles. Alertó de un eventual «zafarrancho» entre pobladores de ambas comunidades, por lo que pidió la intervención de funcionarios. La disputa de esas tierras llevó a que Tierra Blanca aceptara separarse de Metlatónoc para anexarse al nuevo municipio de Cochoapa el Grande, que se constituyó en 2003.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *