Ciudad de México, 5 de junio del 2020. – Como parte de su equipo para cometer delitos, sin llamar la atención, se han convertido los cubrebocas para los delincuentes, quienes han aprovechado la emergencia sanitaria
por el Covid-19, para pasar inadvertidos al usar esos artículos de protección, denunció el integrante de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso de la Ciudad
de México, Martín Padilla Sánchez.

Por ello, solicitó al titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la capital del país, Omar Hamid García Harfuch, a reforzar los operativos de vigilancia en los paraderos y Centros de Transferencia Modal (Cetram).

Al asegurar que los delincuentes utilizan el cubrebocas para cometer ilícitos, mencionó que en las últimas semanas los ciudadanos han sido víctimas de asaltos cuando caminan por alguna arteria y en el transporte público que sale de esos sitios.

Notificó que entre los Cetram con mayor número de personas que transitan a diario se encuentran Pantitlán con 1.5 millones aproximadamente; Indios Verdes con más de 1.4 millones de personas y Taxquefla 500 mil. Otros que cuentan con afluencia considerable son el de Constitución de 1917, Martín Carrera, Chapultepec, Zaragoza, San Lázaro, Observatorio y los paraderos de La Raza, Tacuba, Mixcoac y Tacubaya.

El diputado morenista calificó como necesario el atender las denuncias de la ciudadanía que es objeto de atracos en los paraderos de transporte público, que son transitados a diario por miles de personas que se dirigen a sus empleos y que provienen de la zona metropolitana y que, ahora con la contingencia sanitaria por el
coronavirus, se han vuelto blancos muy vulnerables.

«Los delincuentes aprovechan el uso del cubrebocas, los utilizan para proteger su rostro, para cometer sus fechorías, por lo que pedimos a las autoridades de la Ciudad que atiendan de manera inmediata este asunto para que los delincuentes no sigan
haciendo de las suyas», sostuvo el representante popular por la Alcaldía de Miguel Hidalgo.

Padilla Sánchez expuso que se requiere mayor presencia policiaca para inhibir los atracos y que, «no se vale que los delincuentes sigan utilizando los paraderos para que
en el menor descuido despojen de sus bienes a la población, ya sea cuando se dirige al trabajo y cuando regresa a sus hogares».

Difundió que según un estudio de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), del campus Iztapalapa, 70 por ciento de las mujeres siente inseguridad al transitar por
paraderos y Centros de Transferencia Modal.

Refrendó que estos lugares se vuelven inseguros porque muchos de los delincuentes se esconden detrás de puestos, lugares obscuros o atrás de camiones para realizar sus
robos sin que nadie se dé cuenta de que cometen un delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *