Ciudad de México, 23 de septiembre de 2020. – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, garantizó hoy protección, cuidados y seguridad a personas acampadas en la Avenida Juárez en carpas hasta que, según ellos, renuncie al cargo.

 

Preguntado acerca de si permitirá que los acampados se trasladen al Zócalo para armar allí el campamento frente al Palacio Nacional, el mandatario reiteró que están en su derecho de hacerlo y su gobierno de darles atención y cuidarlos.

 

Pero les recomendó a los acantonados exijan a sus jefes participen con ellos, que se queden a dormir en las carpas cómo hacía él en su época de opositor, y no sean simuladores.

 

Comités y organizaciones de apoyo al presidente han formado piquetes alrededor del campamento, y al revisar unas 200 carpas desplegadas en la avenida frente a la Alameda Central, constataron que solo en una de cada siete hay una persona, y el resto están ocupadas por vituallas y alimentos.

 

Según esos medios, la oposición política encabezada por el Partido Acción Nacional está suministrando de forma gratuita buenas carpas y comida a gente de calle y mendigos que, al verlas vacías, aprovechan y se las llevan con todo lo que tienen adentro sin que nadie se los impida.

 

Voceros de Frenaa, un movimiento que comanda las acciones surgido improvisadamente y que significa Frente Nacional Anti Amlo (apodo por el que se conoce a López Obrador), declararon que hoy mismo se trasladan para el Zócalo.

 

En otro de los temas de la conferencia matutina de este miércoles, la directora del Servicio de Administración Tributaria, Raquel Buenrostro, informó en detalle los buenos resultados de la recaudación lo cual garantiza el financiamiento para los programas de bienestar social nacionales.

 

El mandatario también habló de la renuncia del director del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Jaime Cárdenas y su justificación de detección de irregularidades en el manejo de los bienes recuperados, a quien criticó por su falta de coraje y de ganas para enfrentar el problema.

 

Dijo que el nuevo funcionario, Ernesto Prieto, director general de la Lotería Nacional, tiene el encargo de limpiar lo que no pudo hacer el renunciante.

 

Tomado de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *