CDMX a 25 de junio de 2020.- El 76 por ciento de los usuarios de telecomunicaciones en 11 países necesitaron una conexión a internet para continuar la educación de sus hijos durante el periodo de marzo a mayo cuando las medidas de confinamiento ante COVID-19 eran más rigurosas.

Con base en el reporte semestral de movilidad de Ericsson, las tendencias de conectividad y consumo de datos a partir de la contingencia sanitaria, se distribuyeron de la siguiente manera:

  • El acceso a educación para los hijos (76%)
  • Mantenerse en contacto con familiares y amigos (74%)
  • Home office (67%)
  • Mantener entretenidos a los hijos (65%)
  • Realizar compras (45%)
  • Obtener víveres de tiendas de alimentos (44%)
  • Mejorar la salud mental y bienestar (43%)
  • Telemedicina (41%)
  • Ejercitarse y mantenerse en forma (40%)
  • Mejorar ingresos y finanzas (29%)

Las personas encuestadas fueron usuarios de teléfonos inteligentes de entre 15 y 69 años de edad, quienes aseguraron que su vida diaria cambió en gran medida por el confinamiento y las restricciones en Brasil, China, Francia, Alemania, India, Italia, Corea del Sur, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

La pandemia definirá la función de las tecnologías a futuro, las telecomunicaciones son el centro crítico para seguir conectados con el mundo, por tanto, cerrar la brecha digital es fundamental, explica Catalina Irurita, directora de marketing, comunicación y relaciones institucionales de Ericsson para Latinoamérica y Caribe.

Hallazgos destacados del reporte de Ericsson para Latinoamérica:

  • En 2020 se desplegarán las primeras redes 5G en la región.
  • México, Brasil, Colombia, Argentina y Chile se perfilan como los países pioneros 5G en la región.
  • Se esperan 90 millones de suscripciones 5G en Latinoamérica para 2025.
  • 13% de las suscripciones móviles de la región pertenecerían a 5G para 2025.
  • Se estiman 22 GB de datos consumidos por smartphone en la región para 2025.

Según el estudio, a nivel global, 64% de los consumidores considera importante que los proveedores de servicio mantengan la estabilidad y calidad de sus redes. Seis de cada diez encuestados considera que la mayor velocidad y capacidad de las redes 5G habrían ayudado durante el periodo de crisis, tanto al entretenimiento, trabajo y educación, así como en aplicaciones de apoyo al personal médico, con aparatos operados remotamente para evitar contagios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *