El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que se le pidió a Estados Unidos 10 mil ventiladores y 10 mil monitores para atender la emergencia sanitaria de COVID-19 en el país.

En rueda de prensa detalló que la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo una conversación con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para que se pudiera facilitar la compra en el mercado norteamericano.

Aseguró que si bien la respuesta fue positiva, aún no hay nada concretado, por lo que la próxima semana podría haber un panorama más claro.

“La respuesta fue positiva, no hay nada en concreto todavía, pues obviamente requiere que ellos analicen los mecanismos. Estados Unidos está enfrentando una de las más grandes manifestaciones de la pandemia de COVID-19”, comentó.

Explicó que también en China se hace la búsqueda de este equipo como parte de la compra de insumos con el establecimiento del puente aéreo.

En ese sentido aseguró como “una farsa” la información circulada en los últimos días sobre que México comparaba a China cubrebocas que el mismo país le había vendido anteriormente.

En febrero, explicó, China tenía una enorme demanda de este tipo de insumos porque era el epicentro de la pandemia, por lo cual solicitó al mercado mundial el suministro de estos. Una de las casas productoras que le vendió insumos se encuentra en México.

“China y México son los mayores productores de algunos insumos para la salud, específicamente estos equipos de protección personal, eso no porque México tenga una compañía nacional productora, sino porque es un país muy confiable en términos económicos”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *