Ciudad de México, 10 de febrero de 2021.-La inflación en México subió a 3,54 por ciento del Producto Interno Bruto impulsada por un aumento en el precio de los energéticos, indicó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

La entidad indicó que el aumento de los combustibles tanto los industriales como los domésticos llevaron a que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creciera 0,86 por ciento en enero, la mayor alza para un inicio de año desde 2017, cuando la liberación en las tarifas de estos insumos resultó en un encarecimiento generalizado de productos.

Inegi reportó que en la inflación general pesaron más algunos productos pecuarios y los precios de cierta mercancías de consumo masivo.

En el caso específico de los energéticos aumentaron 5,23 por ciento respecto a diciembre. Ningún otro producto aumentó más de un punto porcentual, incluso el costo de la educación privada se redujo 0,11 por ciento.

La gasolina de bajo octanaje, la más popular, fue la que tuvo más incidencia en el INPC, pues se encareció 6,06 por ciento respecto a diciembre; le siguió el gas doméstico LP, con 9,0 por ciento, y también destacan los precios de la papa y otros tubérculos, que aumentaron 18,04 por ciento.

Las entidades estatales donde se registraron las mayores alzas fueron el estado de México, Sinaloa, Hidalgo, Baja California y Michoacán, abundó Inegi.

Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *