0 3 mins 1 mes

CDMX  a 05 de Agosto, 2021.-México amaneció hoy con un nuevo presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial al remover a su titular José Luis Vargas, un funcionario cuestionado por sus acciones para neutralizar o anular reformas constitucionales.

 

El sustituto es Reyes Rodríguez quien se ha granjeado el respeto de sus compañeros y fue elegido por unanimidad de los magistrados presentes, indica una nota del Tribunal.

Su actitud había provocado mucho descontento entre la mayoría de los miembros del Tribunal el cual, junto al Instituto Nacional Electoral, fue blanco de fuertes críticas del gobierno y del partido oficialista Morena por su parcialidad en favor de empresarios extranjeros y de la oposición política.

La crisis estalló la víspera en una reunión en la que cinco magistrados exigieron evaluar su actuación y la del organismo, pero Vargas se opuso y trató de cerrar el debate, lo cual no pudo por la resistencia que le opusieron.

La discrepancia derivó en que la magistrada Janine Otálora -por ministerio de ley y ante la reticencia de Vargas- asumió la presidencia provisionalmente y luego del debate acerca de las acciones y actuaciones irregulares de Vargas lo removieron del cargo a pesar de su rebeldía a abandonarlo.

Rodríguez dijo en la sesión que el Poder Judicial y el fortalecimiento de su autonomía e independencia requieren del trabajo individual de sus operadores jurídicos y del esfuerzo colectivo de las instituciones encargadas de la impartición de justicia.

Sin embargo, la judicatura opera bajo niveles de desconfianza, que solo han aumentado con el paso del tiempo. Tenemos que ser plenamente conscientes de ello para no construir castillos en el aire y caminar, en cambio, con los pies firmes en la tierra.

Los magistrados acusaron a Vargas de cometer diversas inconsistencias en el desempeño de su cargo que les fueron señalados en su momento pero no los atendió, y por el contrario ofendía a sus compañeros.

También le recordaron que sobre él hay en curso procesos de investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera relacionados con su patrimonio personal al parecer demasiado abultado en relación con las declaraciones de lo que devenga.

La magistrada Janine Otálora, quien condujo la votación para defenestrarlo, advirtió que cuando un juzgador actúa en contra de su obligación de dar certeza y sus actos ponen en riesgo la convicción de la contienda electoral, sus pares tiene la responsabilidad de hacer prevalecer Constitución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *