CDMX a 29 de octubre de 2020.- Con un concierto a cargo de la Orquesta Sinfónica de Minería (OSM) para rendir honores a los trabajadores de la salud, la tradicional Noche de Museos de la Ciudad de México, en su actual formato virtual, se convirtió en un escenario multidisciplinario. Diversas expresiones formaron parte de la celebración mensual que invita al público a explorar los recintos capitalinos en horario nocturno, y que en esta ocasión también sumó actividades en torno a Día de Muertos.

Como el último miércoles de cada mes, la iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México ofreció, en su edición de octubre, la oferta de más de 40 recintos a través de plataformas digitales. Uno de los destacados, al reconocer la labor de quienes han estado en la primera línea de combate al coronavirus, fue el Palacio de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al rendir homenaje al personal médico capitalino a través de la música de la Orquesta Sinfónica de Minería.

En el marco de las conmemoraciones por el Día del Médico, el recinto de la máxima casa de estudios transmitió en el sitio web de la OSM, un concierto donde el rector de la UNAM, Enrique Graue; el director de la Facultad de Medicina, Germán Fajardo, y Carlos Miguel Prieto, director artístico de la OSM, expresaron su reconocimiento y admiración al personal médico que está al frente de la batalla contra la enfermedad COVID-19 en México.

Por parte de la Secretaría de Cultura capitalina, el Museo Archivo de la Fotografía (MAF) se unió a la celebración digital por Día de Muertos a través del espectáculo Mextizos… tradiciones y leyendas mexicanas, con el cual, mediante maquillaje, caracterizaciones y danza aérea, artistas reinterpretaron virtualmente historias propias de la tradición oral mexicana como la leyenda de “La Catrina”, “La Llorona” o “El Charro Negro”, para compartirlas con el público a través de Facebook Live.

Más tarde, desde el Museo Salón de Cabildos, el actor Fernando Navarrete, caracterizado de Francisco Primo de Verdad, habló sobre el movimiento autonomista de la Nueva España y repasó su labor como precursor del movimiento independentista hasta llegar su muerte, ocurrida en octubre de 1808; todo esto como parte del monólogo virtual El silencio de la libertad.

Asimismo, el recién inaugurado Museo Kaluz (Avenida Hidalgo 85, Centro Histórico) también se unió a la iniciativa nocturna con un recorrido virtual por la instalación de arte en gran formato The Rain Prayers, del artista sudafricano Simphiwe Nzube.

Otro recinto que abrió sus puertas virtuales con música fue la Casa de la Primera Imprenta en América, que para esta edición estrenó vía Facebook y YouTube una noche de violonchelo, a cargo del artista de origen israelí y naturalizado mexicano Asaf Kolerstein, acompañado de artistas invitados.

Siguiendo la temática del Día de Muertos, el Museo de Arte Popular presentó ¡De muertos y tragones están llenos los panteones!, actividad en Lengua de Señas Mexicana, que exhibió, desde una perspectiva incluyente, algunas piezas de arte popular mexicano en las que la muerte y las calaveras son protagonistas. Mientras, el Museo del Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis transmitió el acto Los monólogos de la Catrinovirus, ambos a través de Facebook Live.

En esta Noche de Museos Virtual participaron otros recintos como el Museo del Palacio de Bellas Artes, Museo de la Mujer, Museo Soumaya, Museo de la Luz, Colegio de San Ildefonso, Museo de la Basílica de Guadalupe, Archivo General de la Nación, Zona Arqueológica Tlatelolco, Centro Cultural del México Contemporáneo, Museo del Objeto, entre otros espacios.

La Noche de Museos Virtual convoca a los espacios culturales a ampliar su horario de servicio los últimos miércoles de mes para llegar a nuevos públicos. Ante la actual emergencia sanitaria por la propagación de la enfermedad COVID-19, esta iniciativa tuvo como edición digital piloto una presentación el 25 de marzo, para arrancar con las Noches de Museo Virtuales que se realizan a partir del 29 de abril a través de redes sociales para que el público haga valer, desde casa y cuidando la sana distancia, sus derechos culturales durante la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *