Ciudad de México, 16 de enero de 2021.- El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Danza (CND), comienza sus actividades dancísticas de 2021 con clases virtuales de los principales bailes de salón. Las sesiones, aptas para todas las edades, se llevarán a cabo del 18 al 22 de enero, de 12 a 13:30 horas, a través de las redes sociales de la CND, bajo el título Actívate bailando desde casa, en el marco de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

A lo largo de 35 años de trayectoria, Félix Rentería, figura clave en la historia de los bailes de salón en México, experimenta por primera vez el dar clases virtuales. Ahora, debido al confinamiento sanitario que se vive a nivel mundial, el maestro se siente agradecido, porque esta nueva modalidad de enseñar le ha permitido continuar su misión de contagiar a la gente el gusto por la danza.

“La situación que vivimos es complicada. Hay gente que tiene depresión, angustia y soledad, por lo que necesita sentirse acompañada, tener un desfogue, además de activarse física y emocionalmente. Así que estas clases permitirán alegrarla y ponerla en movimiento”, señaló el experto en danzón.

Los géneros que se impartirán son salsa, cumbia, cha cha chá, danzón y mambo. Durante las clases, Félix Rentería estará acompañado de Marcela Scheufler, con quien ha colaborado desde hace varios años. En la primera hora enseñarán los principales pasos del género seleccionado y en la última media hora se realizará una activación física.

Félix Rentería comentó que las clases virtuales le han servido mucho a nivel personal: “Cuando se anunció el encierro me angustié y me pregunté ¿qué va a ser de mi vida, cómo me iba a mantener? Por fortuna, he compartido de manera digital mi experiencia de 35 años en el baile. Me ha ayudado a sentirme vivo. Hacer arte es un arma maravillosa para luchar contra cualquier enfermedad. Mientras tenga salud seguiré con mi misión de enseñar”.

Expresó que esta nueva modalidad lo incitó a usar nuevas herramientas tecnológicas. Pese al miedo de enfrentarse a lo desconocido y a sus propios temores personales, con práctica suficiente, el maestro Félix aprendió a usar las redes sociales y a diseñar su propio salón, además de trabajar de espaldas a la cámara para que los alumnos lo sigan mejor.

Sobre la oferta académica que ofrecerá durante una semana, consideró que es una gran oportunidad de acercarse a bailes originales que poseen historia y tradición. En ese sentido, invita al público a sumarse a esta experiencia virtual y a no se dejarse llevar por etiquetas: “Mucha gente piensa que son danzas para viejitos, se ponen candados, pero niños y jóvenes también son idóneos para aprender estos estilos. Además, son bailes que representan grandes retos, porque no son tan fáciles, requieren coordinación motriz y eso contribuirá a su activación física”.

Destacó que otra de las ventajas de aprender vía online, es que las personas que no han tenido contacto con la danza por timidez, ahora pueden practicar desde la intimidad de su casa.

Refirió que revisar los comentarios que le envían durante las clases ha sido un ritual enriquecedor: “A través de las opiniones me doy cuenta que la gente se pone feliz con nuestra presencia virtual. Me agradecen porque les subimos el ánimo en momentos de tensión y tristeza. Incluso me han dicho que les devolvemos las ganas de vivir. Esto no lo pago con nada. Me hace sentir vivo, pleno, y refrenda mi compromiso social”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *