CDMX a 11 de febrero de 2021.- La alcaldesa Clara Brugada Molina supervisó la conclusión del cambio de pavimento en 10 mil 596 metros cuadrados de las avenidas Cañada y Canutillo, cuya antigua carpeta asfáltica terminó su vida útil, lo cual mejora la movilidad de miles de habitantes de cinco colonias de la sierra de Santa Catarina, para quienes estas vialidades son indispensables.

Al recorrer las vialidades repavimentadas a fin de corroborar el estado en que se entregó la obra a la comunidad, Brugada Molina destacó que por la avenida Cañada pasan microbuses y autobuses de transporte público de pasajeros de la calzada Ermita Iztapalapa a colonias como Ixtlahuacán, San Pablo I, San Pablo II y Lomas de la Estancia, que son muy pobladas.

La avenida Canutillo conduce a la colonia Miravalle, donde además de la densidad poblacional se ubican una preparatoria del Instituto de Educación Media Superior y un plantel del Instituto Tecnológico de México, cuyos alumnos y profesores se verán beneficiados cuando regresen a clases presenciales.

Estas obras, que permiten revertir el rezago en las colonias con mayores necesidades y avanzar en la transformación de Iztapalapa, se pueden lograr gracias a dos principios clave que son “la austeridad y la honestidad”, aseguró la alcaldesa y agregó que en la demarcación “lo que hacemos es estirar los recursos lo más que se pueda para que se haga más obra y la gente se beneficie”.

En el caso específico de la pavimentación de calles, recordó que al iniciar su administración lo primero que se hizo fue adquirir maquinaria para que la Alcaldía, con sus trabajadores, realice esta tarea sin contratar empresas. Se compraron pavimentadoras –de las que ahora se cuenta con cinco–, fresadora, rodillos y todo lo necesario para llevar a cabo esta labor a menor costo, prácticamente a la mitad de lo que se gastaría al contratar a un externo.
Mediante el uso eficiente de recursos, se logran acciones como la pavimentación de la avenida Cañada, donde se renovaron 6 mil 684 metros cuadrados de carpeta asfáltica, y de la avenida Canutillo, en la que se colocaron 3 mil 912 metros cuadrados de superficie de rodamiento, lo que además muestra que las obras públicas se realizan donde más se necesitan, sin distinción alguna.

Clara Brugada resaltó que en este caso se mejoran las condiciones de traslado en la avenida Cañada, que es uno de los 120 Caminos Mujeres Libres y Seguras habilitados en Iztapalapa, y se enlaza a otras avenidas por donde la gente se traslada desde las zonas altas de la sierra de Santa Catarina hasta la calzada Ermita Iztapalapa en condiciones de mayor tranquilidad y con un entorno urbano agradable.

La supervisión tuvo como principal punto la confluencia de las avenidas Cañada y Canutillo. Ahí, la alcaldesa destacó que la avenida Cañada también es importante porque conduce al predio conocido como la Barranca del Zapote, donde estará una estación del cablebús, que en unos meses será inaugurado.

En el recorrido, Clara Brugada también revisó la techumbre del mercado popular 24 de Noviembre, el cual recibió hace algunos meses un apoyo de 200 mil pesos de parte de la Alcaldía, igual que otros 119 centros de abasto de este tipo. Los comerciantes decidieron colocar el techo y aún alcanzaron a comprar material para el piso, según informaron a la alcaldesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *