CDMX a 6 de julio de 2020.- Con la finalidad de coadyuvar a la disminución de contagios del virus SARS-CoV2, mejorar la capacidad diagnóstica y la aplicación de tratamientos oportunos para enfrentar al Covid-19, y también reducir la sobre medicación, hoy se realizó el segundo webinar Actualización en Covid para la Atención Primaria, enfocado al personal médico que atiende en las farmacias de esta capital.

En la apertura de la conferencia en línea, que se enmarca en las acciones del gobierno de la Ciudad de México para hacer frente a la emergencia, el director Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), David Kershenobich, dijo que frente a la actual situación se plantea la necesidad de aprender en forma cotidiana cómo atenderla, y el médico de atención primaria se convierte en el componente más importante por el hecho de estar en contacto directo con la comunidad.

En este sentido, Kershenobich indicó que este personal puede ayudar a diseminar las medidas preventivas entre los pacientes, por lo que sus consultorios se vuelven espacios de oportunidad educativos. En esta instancia, la identificación temprana de síntomas permitirá sugerir al paciente, si es el caso, acudir a realizarse una prueba y buscar atención especializada.

En tanto, la titular de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI), Rosaura Ruiz Gutiérrez, moderadora del foro, dijo que para el gobierno de la ciudad es muy importante que los médicos debatan estos temas.

El avance en el conocimiento del virus y en los tratamientos han permitido salvar muchas vidas con las medidas preventivas en las que tanto se ha insistido. “Los médicos y médicas tienen que formar parte de esta campaña para hacer frente a la emergencia sanitaria”, apuntó.

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Jorge Salas Hernández en la plática “El papel del médico de primer contacto en el control de la pandemia Covid 19”, consideró este nivel de atención es decisivo para el control de la pandemia.

La promoción de la salud debe convertirse en una de las mayores fortalezas y, sin duda, la difusión constante de las medidas de prevención ayudará a evitar los contagios. “En el primer nivel de atención –dijo– no hay tratamientos estándar, únicamente control de síntomas”. Por ello, recomendó no usar medicamentos de los cuales no se han comprobado su eficacia y seguridad clínica.

El miembro fundador de la Academia Nacional de Educación Médica apuntó este personal tiene la gran oportunidad de anticiparse, no sólo en los enfermos, sino también en acompañantes y de difundir las medidas de promoción básicas, como la sana distancia, el lavado constante de manos con agua y jabón, así como el uso indispensable de protección personal como cubrebocas, caretas y guantes.

Juan Luis Mosqueda, director del Hospital de Alta Especialidad del Bajío trató el tema de las “Intervenciones farmacológicas en la pandemia Covid 19”. Al confirmar el diagnóstico, apuntó, resulta esencial aislar a un paciente para evitar la propagación del virus. Coincidió con Salas en que el médico de primera atención no debe prescribir tratamientos para la enfermedad, sino enfocarse en la presencia de comorbilidades y asegurarse de su adecuado control. La responsabilidad reside en orientar al paciente en el reconocimiento de los síntomas.

También explicó que la incubación del virus en el organismo de una persona infectada tarda cinco días. Posteriormente se desarrollan síntomas, cuya duración comprende de siete a 10 días. La investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Susana López Charretón, experta en virología, expuso el tema del “SAR-CoV2 Pruebas de diagnóstico ¿En qué se basan?”. Detalló que hasta 2019 se conocían seis diferentes coronavirus en humanos, y cuatro de ellos, endémicos.

Además, especificó que las actuales pruebas de diagnóstico con las que se cuenta tienen bases moleculares y se realizan en dos tipos. Una es la prueba serológica y otra es la molecular de PCR. La primera de ellas se basa en la detección de las proteínas del virus o en la detección de anticuerpos que produjeron las personas cuando se infectaron de SARS-CoV2. Mientras, las pruebas moleculares se basan en la detección, a través de una metodología molecular que permite detectar el genoma del virus. Identifica los anticuerpos de corta duración, y los anticuerpos que tienen una presencia más prolongada. También existen pruebas rápidas, de las cuales se considera que en este momento no son la solución porque son poco sensibles y tienen sólo un 50 por ciento de asertividad.

Para la organización y coordinación del webinar intervinieron las secretarías de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación; de Salud y de Desarrollo Económico de la Ciudad de México; además, la Facultad de Medicina y la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia de la UNAM, el INCMNSZ, la Universidad de la Salud y la Asociación Nacional de Farmacias de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *