CDMX a 22 de julio de 2020.- El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado reiteró su llamado a la unidad nacional y a cambiar la estrategia para hacer frente a la crisis por la inseguridad que padece nuestro país, ante el incremento de la violencia con respecto al año pasado, y afirmaron que las cifras recientes del Gobierno federal sobre incidencia delictiva exponen el fracaso de la estrategia en esta materia.

Asimismo, las senadoras y los senadores panistas hicieron, una vez más, un exhorto para que este gobierno cumpla el compromiso de proteger y apoyar a las mujeres, ante el incremento de la violencia de género en los últimos seis meses.

Los primeros seis meses del año han sido más violentos que el primer semestre del 2019, pues 17 mil 982 personas fueron asesinadas, lo que representa que cada 4 horas le arrebatan la vida a una mexicana o mexicano, destacaron en conferencia de prensa virtual la senadora Gina Cruz Blackledge y el senador Julen Rementería del Puerto.

“Pese a que aprobamos la Guardia Nacional, la tasa de homicidios dolosos ha aumentado en seis de los diez estados que cuentan con la mayor tasa de elementos desplegados. El confinamiento no aplicó para el crimen, en el último mes las víctimas de secuestro crecieron 35 por ciento y las víctimas de extorsión 9 por ciento. Ha habido 62 masacres en doce estados en donde han muerto 402 personas”, alertó el senador por Veracruz.

En ese sentido, sostuvo que la solución no son los abrazos y señaló que lo que se requiere es inteligencia, al tiempo que destacó las propuestas del GPPAN en la materia:

1. Celebramos que se den muestras de mayor coordinación de todo el estado mexicano; sin embargo, se requiere una mayor participación de alcaldes, gobernadoras y gobernadores, y gobierno federal. También del Congreso y el Poder Judicial, así como incluir a la sociedad y al sector privado.

2. Hacemos un llamado a la unidad nacional para afrontar esta otra crisis.

3. Insistimos en un esfuerzo por utilizar inteligencia, tecnología y ciencia para combatir al crimen: Bases de datos, perfiles, inteligencia tecnológica, rastreo y detección de dinero y armas. Inteligencia para identificar y reconstruir los eslabones débiles del Estado.

4. Buscar un acuerdo con Estados Unidos para atacar la oferta y demanda de drogas, dinero y armas.

5. Recuperar la paz en las colonias enfocándonos en escuela, jóvenes y ley.

Recordó que además del incremento de la inseguridad y la violencia hay además acciones que significan un abierto desafío al Gobierno Federal. Por un lado, el atentado contra el Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, y la semana pasada los videos en donde grupos del crimen organizado muestran su armamento y equipo.

A la falta de estrategia que reiteradamente hemos señalado, elementos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional han sido designados para otras labores que no precisamente están enfocadas a combatir la delincuencia y proteger a las familias, desde la construcción del aeropuerto de Santa Lucía y las sucursales del Banco de Bienestar, como participar en los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el futuro, hasta combatir el huachicol, frenar el flujo migratorio, repartir libros de texto, resguardar hospitales.

“Es preocupante, además, que el Presidente López Obrador reiteradamente hable de los derechos humanos de los delincuentes pero no se conmueva ni atienda el sufrimiento de las familias de las víctimas del crimen organizado”, indicó.

Además, en materia de feminicidios, las victimas aumentaron en 9.2 por ciento en tan solo 6 meses, y particularmente en mayo y junio se incrementaron en 36 por ciento; asimismo, datos de la Organización de las Naciones Unidas revelan que los registros de violencia contra la mujer durante la pandemia aumentaron 60 por ciento en nuestro país.

En abril, por ejemplo, es el mes récord de este delito desde que se tiene registro. 263 mujeres fueron víctimas de homicidio doloso, alertó.

Hace once meses, en agosto de 2019, el presidente prometió que la Guardia Nacional tendría una estrategia para prevenir e investigar los feminicidios; sin embargo, un error que muestra el desconocimiento de este gobierno para atender la violencia contra las mujeres es que este cuerpo de seguridad no tiene la capacitación ni cuenta con los protocolos con perspectiva de género.

Es equivocado pensar, insistió, en una estrategia única para combatir los feminicidios en el país, pues se requiere de un esfuerzo transversal, y no dejar un problema tan grave en manos de una corporación que está en formación.

“Los resultados ahí están y muestran un fracaso. Y tal como señalamos hace unos días, en lugar de destinar más recursos para políticas públicas que atiendan, justamente desde una perspectiva integral la violencia contra niñas, jóvenes y mujeres, bajo el pretexto de la austeridad, tiran a la basura todo esfuerzo institucional”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *